Hola amigos, el título parece que vaya a hablar de las novedades de los fabricantes y marcas de aire acondicionado para este verano, pues hoy no, hoy voy a intentar resumir el nuevo Real Decreto 115/2017, de 16 de Junio, por el que se regula la comercialización y manipulación de gases fluorados y equipos basados en los mismos, así como la certificación de los profesionales que los utilizan, y que deroga el antiguo 795/2010.

Pues vamos al lío ya que todos los tecnicismos me parecen un “rollo” y no los entienden ni los que los escriben (a veces), pero lo voy a hacer sin cosas técnicas para que lo pueda entender hasta yo:

OBJETO – Regular la distribución y puesta en el mercado de gases fluorados, o sea el gas refrigerante que llevan los aparatos de aire.

Establecer los procedimientos de certificación del personal que realiza determinadas actividades, o sea, la gente autorizada a poder manipular estos gases.

– Establecer requisitos técnicos para las instalaciones que desarrollen actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera, con el fin de evitar la emisión de gases fluorados.

– Modificar el Real Decreto 138/2011, por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad para Instalaciones Frigoríficas y sus instrucciones técnicas complementarias, para incluir ciertos aspectos del Reglamento 517/2014.

APLICACIÓN  -Distribuidores de gases fluorados y de equipos y productos basados en ellos, así como al personal que realice ciertas actividades relacionadas con estos gases, a los titulares de los distintos tipos de instalaciones, a los comercializadores y a las empresas instaladoras y mantenedoras.

Aspectos relevantes para el usuario final que no cumplan esta norma.

El apartado 8 de este artículo desarrolla lo establecido en el Reglamento 517/2014, sobre la obligatoriedad de que los aparatos o equipos precargados de refrigeración, aire acondicionado y bombas de calor que no estén herméticamente sellados y que estén cargados con gases fluorados de efecto invernadero solo podrán venderse al usuario final cuando se aporten pruebas de que la instalación será realizada por una empresa habilitada. Para ello el comercializador del aparato deberá informar de esta obligación legal al comprador a través del documento que figura en el Anexo VI, parte A* y podrá facilitar un listado de empresas habilitadas o bien registros electrónicos o bases de datos existentes que recojan las empresas habilitadas. Además el comercializador entregará al comprador dos ejemplares del documento que aparece en el Anexo VI, parte B* del nuevo R.D. 115/2017. En el plazo máximo de 1 año, el comprador del equipo deberá remitir al comercializador un ejemplar del citado documento (parte B), en el que se acredite la instalación por parte de una empresa habilitada con personal certificado para ese tipo de instalación. El comprador conservará su ejemplar de la parte B durante 5 años. El comercializador deberá informar anualmente, a partir de enero de 2018, al órgano competente de la Comunidad Autónoma sobre aquellos compradores que no hayan remitido el oportuno documento. El comercializador deberá conservar a disposición de las autoridades competentes tanto el modelo de la parte A firmado, como el ejemplar para el comercializador de la parte B. El incumplimiento de estas obligaciones será sancionado, en base a lo previsto en el capítulo VII de la Ley 34/2007de calidad del aire y de protección de la atmósfera.

Sanciones:

En el caso de infracción leve:

multa de hasta 20.000 euros.

En cualquier caso, la cuantía de la multa impuesta será, como mínimo, igual al doble del importe en que se haya beneficiado el infractor.

En el caso de infracción grave:

1.º Multa desde 20.001 hasta 200.000 euros.

2.º Prohibición o clausura temporal, total o parcial, de las actividades o instalaciones por un periodo máximo de dos años.

3.º Inhabilitación para el ejercicio de la actividad por un periodo máximo de un año.

4.º El precintado temporal de equipos, máquinas y productos por un periodo máximo de dos años.

5.º Suspensión de las autorizaciones en las que se hayan establecido condiciones relativas a la contaminación atmosférica por un periodo máximo de dos años.

En el caso de infracción muy grave:

1.º Multa desde 200.001 hasta 2.000.000 de euros.

2.º Prohibición o clausura definitiva, total o parcial de las actividades e instalaciones.

3.º Prohibición o clausura temporal, total o parcial de las actividades o instalaciones por un periodo no inferior a dos años ni superior a cinco.

4.º El precintado de equipos, máquinas y productos, por un periodo no inferior a dos años.

5.º Inhabilitación para el ejercicio de la actividad por un periodo no inferior a un año ni superior a cinco.

6.º Extinción, o suspensión de las autorizaciones en las que se hayan establecido condiciones relativas a la contaminación atmosférica por un tiempo no inferior a dos años.

7.º Publicación a través de los medios que se consideren oportunos, de las sanciones impuestas, una vez que estas hayan adquirido firmeza en vía administrativa o, en su caso jurisdiccional, así como los nombres, apellidos o denominación o razón social de las personas físicas o jurídicas responsables y la índole y naturaleza de las infracciones.

En resumen, cuidado a quien contratéis vuestra instalación de aire acondicionado ya que parece ser que ya van en serío y por fín quieren regular este sector, que por desgracia para los usuarios ha estado tan desprotegido durante muchos años, espero que por ahorraros unos pocos euros no vayais a caer en ninguna irregularidad, las sanciones son bastante importantes y ahora habrá un control de aparatos vendidos, y sobre todo las grandes superficies no se la van a jugar por un puñado de monedas, ellos si que informarán a las autoridades.

Y si has llegado hasta aquí, te doy las gracias por leerme y te emplazo al próximo post, y si te ha gustado por favor compártelo, también si me he dejado algo, que seguro que si, puedes aportar tu granito o cantera de arena con tus consejos o aclaraciones.

Bye bye!!

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Share This